PSOE exige a la Junta que rectifique ya la planificación de las vacunas en la Sierra para que los mayores no tengan que desplazarse

18
Feb

El presidente de la Mancomunidad de Municipios denuncia que solo hay 5 puntos para 19 pueblos y lamenta que los traten como ciudadanos de segunda, siendo el colectivo más vulnerable y el que peor trato recibe

El secretario de Comunicación de la Ejecutiva provincial y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz, Carlos García, ha exigido hoy a la delegación territorial de Salud que rectifique de manera inmediata la planificación sobre dispensación de las vacunas en la Sierra para que los mayores no tengan que desplazarse.

García, que es alcalde de Grazalema, denuncia que la Junta ha dispuesto solo cinco puntos en Arcos, Villamartín, Ubrique, Olvera y Alcalá del Valle para 19 municipios siendo “esto una barrera que pone en serio peligro la vacunación en esa franja de edad y por tanto, la efectividad del plan”.

El presidente de la Mancomunidad explica que “desde hace dos días vienen recibiendo llamadas de familiares de vecinos que advierten de que no van a acudir a los puntos señalados fuera de su municipio y desde hace dos días venimos notificando a través de carta y desde distintos ayuntamientos de la comarca esta situación a la delegación para que corrija sus pretensiones”.

El alcalde informa de que todos los alcaldes fueron convocados a una reunión telemática con la delegación donde se pudo constatar que es la Sierra el territorio más afectado por esta decisión que, en su opinión, “convierte a los mayores de la Sierra en ciudadanos de segunda”.

“Una medida así pueden tomarla con los más jóvenes que podremos desplazarnos para poder tener acceso a las vacunas pero esta planificación que ha dejado fuera a los mayores de 14 pueblos es un ejercicio de gestión poco humana, que se ceba con el colectivo más vulnerable, el que peor lo ha pasado por el miedo a salir y exponerse y es el que peor trato va a recibir”, asegura.

Justificarse en que hay problemas técnicos de refrigeración como hace la delegación es, a juicio del dirigente socialista, un argumento peregrino que va a poner en riesgo la eficacia del plan del Ministerio de Sanidad al incumplirse con la población de esta franja de edad en estos pueblos. En este sentido, advierte de que “tienen derecho a ese servicio público en igualdad de condiciones y a su debido tiempo que es ahora cuando le corresponde”. Por eso, García espera que la Junta reconduzca pronto la situación para que no se produzcan más demoras ni renuncias.