El Congreso aprobará una Ley para que haya cajeros en municipios y barrios de más de 5.000 habitantes

07
Feb

Las diputadas por Cádiz incluirán enmiendas para que se tenga en cuenta la realidad de la provincia donde hay mucha zona rural y barriadas diseminadas

Las diputadas socialistas por la provincia en el Congreso, Mamen Sánchez e Isabel Moreno celebran que el Congreso vaya a tramitar una la Ley para asegurar cajeros automáticos en municipios y barrios con más de 5.000 habitantes. Una iniciativa que ha sido aprobada por todos los grupos parlamentarios del Congreso, menos Vox que votó en contra.
Mamen Sánchez ha señalado que “esta Ley es una necesidad para que así se convierta en un derecho social de ciudadanía”. Así, explica que en los últimos años, “las entidades bancarias han retirado muchos cajeros automáticos no solo de zonas rurales, sino también de barrios, de ciudades donde hay colectivos vulnerables y personas mayores que deben trasladarse lejos de sus casas para hacer alguna operación bancaria”.
En principio, la proposición de ley establece que los municipios en riesgo de exclusión financiera sean aquellos que no disponen de un cajero automático su territorio de manera que según la diputada van a estar muy atentos a la tramitación de la Ley en su fase de enmiendas, para que se recoja la realidad de la provincia de Cádiz donde hay muchas zonas rurales y barriadas diseminadas.
La diputada Isabel Moreno cree que “esta iniciativa no parte de cero, ya que hay que reconocer las gestiones que realizó la exministra, Nadia Calviño, y el nuevo ministro, Carlos Cuerpo, que han ido buscando hojas de rutas con las entidades bancarias y eso ha hecho que hayan salido de la exclusión financiera158 municipios en los últimos años”. “También, continúa Moreno, a través de correos se ha llevado un importante servicio de proximidad a esas zonas rurales”.
En el texto aprobado ayer y que debe continuar su trámite parlamentario, se dice que el cajero deberá garantizar una serie de operaciones mínimas, como la retirada de dinero en efectivo, y los bancos serán los encargados de su instalación.