El PSOE denuncia el portazo del PP a las demandas de colectivos y de los ayuntamientos de la provincia transformadas en enmiendas a los presupuestos andaluces

19
Dic
2023

García explica que trataban de blindar los servicios públicos aumentando el personal y haciendo un reparto justo donde se priorizase el empleo, la vivienda, las políticas sociales y problemas como hacer frente a la sequía

La vicepresidenta segunda de la Mesa del Parlamento andaluz y diputada por Cádiz, Irene García, ha lamentado que el PP haya aplicado su rodillo parlamentario para marginar las propuestas del PSOE ya que sólo ha aceptado 3 enmiendas de la amplia batería presentada por el Grupo Socialista hasta un total de 294. Enmiendas que ponían voz a las demandas de colectivos y también eran correa de trasmisión de reclamaciones de los ayuntamientos que han recordado a la Junta la ristra de incumplimientos que acumula a pesar de disponer de unas cuentas históricas, las de mayor volumen gracias a las transferencias del Gobierno de España.
“Con ese rechazo, el PP se niega a mejorar la vida de los gaditanos y además descubre la verdadera cara de Moreno Bonilla”, ha señalado García que recuerda su presentación “como un gobierno moderado y de mano tendida, pero que en realidad rechaza todo aquello que viene de la oposición”. “El 99,9 por ciento de las propuestas socialistas han sido rechazadas sin ni siquiera hablar y consensuar”, ha afeado.
Así sostiene que la Junta se niega a solucionar los problemas de la provincia en temas sanitarios “donde renuncia a la construcción y terminación de centros de salud proyectados”. En ese sentido, se ha referido especialmente a la discriminación que sufren los gaditanos al no poder contar con un nuevo hospital en Cádiz, como sí se van a ver beneficiadas otras provincias.
El rechazo a las enmiendas representa, en opinión de la parlamentaria andaluza, una negativa frontal a combatir el fraude fiscal, a eliminar los regalos fiscales a las grandes fortunas, a reducir el gasto superfluo e improductivo que se ha multiplicado en los últimos años, a mejorar la financiación de la salud y combatir las listas de espera, a bajar las ratios de las aulas andaluzas, a los planes de empleo para jóvenes y personas del campo, a reforzar la atención temprana y la salud mental, a mejorar los transportes de cercanías, un rechazo también al bono alquiler joven.
Ha mostrado su decepción ante el preocupante estado de ejecución de los presupuestos vigentes que se corresponde, a su entender, con el preocupante nivel de gestión y en este sentido, ha apuntado el último episodio de la ineficacia de la Junta, “lo ocurrido con la gestión de fondos europeos para ayudas por subida de luz de los autónomos (sobrecoste de la energía)”. “Recibe 525 millones de fondos europeos para autónomos y solo es capaz de gastar 100 millones”, ha anotado para insistir en que “lo solicitan 70.000 y solo van a llegar a la mitad de los peticionarios”, es decir, “no llega ni a un 19% de ejecución y es que a Moreno Bonilla se le acumulan los problemas técnicos”.

Las propuestas de rectificación que han realizado desde el Grupo Socialista pretendían blindar los servicios públicos, en especial la contratación de personal tanto en materia de educación como en el sistema sanitario donde la apuesta era contratar a 10.000 profesionales. Presentaba una alternativa para compensar problemas como la subida de los precios en comedor, aula matinal o actividades extraescolares que ha llevado a cabo el Gobierno de la derecha. Y para hacer frente a necesidades en infraestructuras educativas, explica García que se pretendía disponer de una caja de fondos. Suplir la falta de políticas de empleo con partidas que suman 225 millones en diversos planes especiales era otra de las apuestas del Grupo parlamentario socialista de las que ha dado cuenta Irene García que también ha señalado como el PSOE priorizaba asignando más de 413 millones a actuaciones para hacer frente a la sequía que sufrimos.

Reforzar la investigación en la Universidad, políticas de Vivienda pública y un fondo para actuaciones de emergencia o mejorar el Sistema de atención a la Dependencia y fomentar la construcción de residencias de mayores, así como ayudas a la sostenibilidad y a la transición energética conforman ejes de actuación con los que el PSOE quería contribuir a “un mejor, más eficaz y justo reparto de las cuentas andaluzas”, en virtud de las explicaciones que hoy ha dado la diputada por Cádiz.

La parlamentaria andaluza se ha referido también al plan de Navidad del SAS que “no ha hecho sino añadir más caos e incertidumbre a la sanidad pública” y lamenta la lectura optimista que ayer hacía el consejero Antonio Sanz sobre las enmiendas pues “el esfuerzo por el entendimiento con la oposición ha sido pacato”.

Por último, ha ironizado sobre lo que es verdaderamente “chulería política”, a su entender, la de “incrementar los presupuestos unos ridículos 3 millones de euros para hacer centros de salud y carreteras que en cinco años ya deberían de estar hechas”. “Es una chulería hablar de fusión de colegios cuando es un ataque a la educación pública”, ha dicho en referencia al colegio Adolfo de Castro que cierra. “Le pregunto a Moreno Bonilla si no es una chulería el nulo plan de navidad que está colapsando las urgencias, especialmente lo que ocurre en el Puerta del Mar y si no es una chulería conocer el nulo compromiso de la consejería de Justicia ante la falta de auxiliares que ha llevado al desastre las autopsias con cadáveres pudriéndose desde hace dos años”, ha sentenciado.