El PSOE celebra que los ayuntamientos reciban más de seis millones de euros en ayudas para compensar pérdidas en el transporte público

09
Jun
2021

Alfonso Moscoso subraya la importancia de este alivio para las arcas municipales afectadas por la reducción de ingresos durante la pandemia

El senador  por la provincia de Cádiz, Alfonso Moscoso, portavoz de los ayuntamientos en el Senado, se congratula de que el BOE haya publicado hoy una subvención de 6.011.435, 13 millones de euros para un total de 11 municipios gaditanos con transporte público de su titularidad, con objeto de compensar la reducción de ingresos que se ha producido durante la pandemia sanitaria COVID-19 el año pasado.

 

La distribución por municipios es Algeciras (526.497,46), Arcos (107.079,20),

Cádiz (3.176.116,12), Chiclana (317.582,66), Jerez (853.579,43), La Línea (167.022,20),

Medina (22.413,78), El Puerto de Santa María (354.893,80), Rota (53.730,50),

San Fernando (217.772,46), Sanlucar (214.747,53).

 

El objetivo de esta subvención, según explica el senador es compensar la merma de ingresos sufrida por los servicios de transporte de los Ayuntamientos como consecuencia de la restricción de movimientos que conllevó el covid-19 en 2020. Durante el pasado año se produjo una fuerte reducción de la demanda del servicio de transporte público: pese a todo, los Ayuntamientos debieron mantener la prestación de este servicio en los mismos términos en los que venían haciéndolo con anterioridad. Estas ayudas tienen carácter extraordinario y se conceden de forma directa a las entidades locales que presten habitualmente servicios de transporte público urbano e interurbano, con independencia de la modalidad de gestión.

 

De este modo, en el caso de entidades que hayan prestado el servicio de transporte público mediante un sistema de gestión indirecta, las subvenciones estatales que reciban deberán dirigirlas a compensar al contratista o a la entidad concesionaria del servicio por la caída de los ingresos consecuencia de la reducción de la demanda por el coronavirus, a no ser que ya hubiese sido compensada con anterioridad, ha destacado el senador socialista.

 

Asimismo, Moscoso recuerda que el Gobierno aprobó en agosto del 2020 un Real Decreto-ley con medidas en favor de los ayuntamientos que no logró el aval del Congreso, debido al voto negativo del Partido Popular, había planteado un fondo para compensar la merma de ingresos de los servicios de transporte público por un volumen inicial de 275 millones de euros. A principios de este año, el Ejecutivo retomó este plan, con un trabajo conjunto entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y AGENDA Urbana y el Ministerio de Hacienda, revisando la dotación prevista y los criterios que la determinaban, de modo que se tuviera en cuenta la evolución de la pandemia y de la movilidad en la última fase del año 2020.

 

Así, la Secretaría de Estado de Hacienda, a través de una resolución con fecha de 9 de marzo de 2021, dictó instrucciones relativas al suministro de información por las entidades locales en relación con la prestación del servicio de transporte público, con el objetivo de que todos esos datos sirvieran de fundamento para determinar la concesión de una subvención compensatoria.

 

Estas ayudas tienen carácter extraordinario y se conceden de forma directa a las entidades locales que presten habitualmente servicios de transporte público urbano e interurbano, con independencia de la modalidad de gestión. De este modo, en el caso de entidades que hayan prestado el servicio de transporte público mediante un sistema de gestión indirecta, las subvenciones estatales que reciban deberán dirigirlas a compensar al contratista o a la entidad concesionaria del servicio por la caída de los ingresos consecuencia de la reducción de la demanda por el coronavirus, a no ser que ya hubiese sido compensada con anterioridad.

 

Moscoso concluye destacando que una vez más el Gobierno de Pedro Sánchez demuestra con esta subvención extraordinaria su compromiso con el municipalismo. Esta medida se suma a otras adoptadas que han beneficiado a los ayuntamientos, como la suspensión de las reglas fiscales, que les permite usar los remanentes de tesorería, o los recursos incluidos en los presupuestos. Además, con la actualización de las entregas a cuenta de la participación en los tributos del Estado, ingresarán un 3 por ciento más que en 2020.