El PSOE celebra que el Gobierno esté culminando los últimos tramos de la Algeciras-Bobadilla en la provincia

02
Abr

Ruiz Boix destaca que “solo cuando el PSOE ha gobernado se ha avanzado desde el Ministerio en esa vía crucial para el puerto de Algeciras y será un Gobierno del PSOE el que cierre el círculo de una infraestructura que estuvo paralizada durante los siete PGE que aprobó el Gobierno de Rajoy”

El secretario general del PSOE de Cádiz y diputado en el Congreso, Juan Carlos Ruiz Boix, ha celebrado la nueva inversión por valor de casi 53 millones de euros del Ministerio de Transportes y movilidad Sostenible para avanzar en los trabajos de renovación de la línea de ferrocarril convencional entre Bobadilla-Algeciras en los 176 kilómetros que transcurren entre las provincias de Málaga y Cádiz.
Ruiz Boix aplaude que con este nuevo impulso del Gobierno de España a la modernización del corredor ferroviario se culminarán los trabajos en los últimos tramos de la Algeciras-Bobadilla a su paso por la provincia pues como ha informado el Ministerio “en el tamo San Pablo-Almoraima se han completado las actuaciones en una primera fase y ya han sido contratados los de la segunda”.
Destaca así el dirigente provincial que “solo cuando el PSOE ha gobernado se ha logrado avanzar en una vía que es crucial para el puerto de Algeciras y será una vez más un Gobierno del PSOE el que cierre el círculo para una infraestructura cuya construcción se mantuvo paralizada durante los siete años que el gobierno de Rajoy aprobaba PGE sin contemplar avances en esta línea férrea”. “Todos nos acordamos de como cada año pintaban una misma partida que no se ejecutaba porque no construían un solo kilómetro y se hablaba de una obra que terminaría siendo centenaria por el ritmo lánguido que llevaba”, ha señalado, aludiendo a “la presión ejercida por la sociedad civil así como por los agentes económicos y sociales del Campo de Gibraltar durante años que a día de hoy ven como sus anhelos se hacen realidad”.
Ruiz Boix, que considera que “es muy importante recordar cuál ha sido la historia de esa línea férrea”, asegura que “solo el Gobierno del PSOE ha creído en la importancia de esta infraestructura para Algeciras donde confluyen los corredores transeuropeos Atlántico y Mediterráneo y que precisaba de una inversión de 472 millones de euros para su renovación integral y de la que ya se ha movilizado un 70 por ciento del montante previsto”.
Al hilo, recuerda el compromiso expresado por el ministro Oscar Puente en su reciente visita a Algeciras con el desarrollo de las infraestructuras de Algeciras y del Puerto “cuya función como plataforma logística intercontinental es estratégica para el país y para toda Europa”. Junto a los casi 500 millones de euros de la Algeciras-Bobadilla, la inversión del Ministerio que dirige Puente permitirá también “el impulso a la autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza con la ejecución de actuaciones por 468 millones de euros, que permitan poner a pleno funcionamiento el corredor de mercancías de 1.074 kilómetros concebido para trenes de 740 metros”, así como las actuaciones para la mejora de los accesos viarios en el entorno de Algeciras, con 287 millones de euros de inversión en marcha.
“Un plan de actuaciones viarias y ferroviarias que suman 1.228 millones de euros y que se complementará con otra serie de actuaciones viarias que mejorarán la conexión de Algeciras con Cádiz, Sevilla y Málaga, permitiendo mejorar el tráfico de viajeros y mercancías hacia el interior peninsular y a lo largo del Mediterráneo”, explica Ruiz Boix que subraya que el montante total invertido asciende a los 1.775 millones de euros, “una cifra histórica de inversión para el desarrollo económico de esta comarca a la que mima especialmente el Gobierno de España”.
Con todo, el líder del PSOE abunda en que el Gobierno de España está altamente sensibilizado con las necesidades de la provincia de Cádiz y pone de ejemplo la celebración esta misma mañana en Cádiz de la Mesa de Coordinación Operativa (MECO) del IV Plan Especial de Seguridad para abordar la problemática del narcotráfico y la extrema violencia que están ejerciendo las redes mafiosas.