El PSOE aplaude la subida del 5 por ciento para los 62.000 gaditanos que cobran el Salario Mínimo Interprofesional

09
Feb

La diputada Isabel Moreno y Ana Carrera analizan las medidas del Gobierno para proteger a la clase trabajadora frente a una Junta que hace aguas en sanidad, que llega tarde en las medidas contra sequía o que no ejecuta los fondos de la Consejería de Agricultura y a una Diputación empeñada en erradicar los planes de empleo para los pequeños pueblos

La secretaria de Organización y portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Ana Carrera, junto a la diputada en el Congreso, Isabel Moreno, han valorado esta mañana en una rueda de prensa algunas de las primeras medidas que está tomando el recién formado Gobierno de España para seguir protegiendo y ampliando derechos a la clase trabajadora.
Así, Moreno y Carrera han celebrado la sexta subida en el SMI de un 5 por ciento de manera que 62.000 gaditanas y gaditanos cobrarán con carácter retroactivo desde el mes de enero hasta un total de 1.134 euros. Moreno ha recordado que “en 2018, cuando el PSOE llegó al Gobierno, el SMI era de 735,90 euros, lo que implica que en estos años el incremento ha sido de 398 euros, un aumento del 54 por ciento”.
Según han explicado, “la subida del salario mínimo va a beneficiar a 2,5 millones de personas trabajadoras, especialmente mujeres y jóvenes, y los sectores de actividad más beneficiados son el del campo y el sector servicios”, reafirmando además “el papel fundamental del SMI como garantía de protección a las rentas del trabajo de las personas más vulnerables, y su impacto como factor de equidad, al ser un elemento esencial para luchar contra la pobreza laboral, contra la pobreza infantil y contra la brecha salarial de género”.
Junto a la subida del SMI, la diputada del PSOE se ha referido a la subida de las pensiones un 3,8 por ciento, “y aquí en Arcos no es baladí porque lo que ha aprobado el Gobierno progresista con el voto en contra del PP y VOX es beneficiar a 6.300 pensionistas arcenses”. Ha explicado que supone un aumento de 212.000 euros mensuales solo en Arcos. “La pensión media en Arcos es de 900 euros”, ha advertido para lamentar que “se me parte el alma decir esta cantidad y que haya dos partidos de derechas que quieran privarles de la subida de una media de 40 euros mensuales, lo que supone 560 euros al año” recordando que “el PP subía las pensiones el 0,25, por ciento”.
En clave local, la diputada ha anotado algunas demandas que los socialistas están realizando como el agua en Arcos, “que sale turbia y con barro”, apuntando que el PSOE de Arcos ha propuesto la potabilizadora para que salga limpia el agua, además de renovar las tuberías y que se mantenga la bonificación mientras persista este problema. Para la también alcaldesa de El Gastor, “los pueblos de la Sierra no estamos recibiendo un euro de la Diputación gobernada por el PP, la gestión del PP en la Diputación es nefasta solo mandan dineros a sus socios de La Línea, millones y millones de euros para pagar el coste de los pactos y en La Sierra nos tienen abandonados”.
Un abandono que la diputada hace extensivo a la Junta de Andalucía en materias tan sensibles como la sanidad, preguntándose “por qué el PP de Arcos ha votado en contra de que se restituya el pediatra en Arcos”. “El desastre en la sanidad es más que evidente, la Sierra está abandonada por la Junta, no tenemos ambulancias, hay recortes médicos en los turnos, recortes en pediatría, no se cubren las bajas y la solución es mandar a la Sierra a los médicos que estén haciendo el MIR, en formación”, ha señalado, lamentando el desvío de fondos a la sanidad privada.
Por su parte, la portavoz en Diputación ha insistido en rechazar la decisión del Gobierno en la Diputación de “en apenas ocho meses eliminar la totalidad de las inversiones en materia de empleo que durante ocho años, los gobiernos socialistas venían realizando paliar el desempleo más urgente con ayudas a la contratación”.
Carrera ha destacado el impacto especial que estos planes de empleo y la red de centros de formación han tenido en los pueblos de la Sierra y las oportunidades para acceder al mercado laboral que han abierto a lo largo de los últimos ocho años. “Esos planes de empleo fueron una seña de identidad de la Diputación provincial en la que no miramos si era o no competencia, porque sin duda las políticas activas de empleo las tiene la Junta de Andalucía, pero para los socialistas la competencia se queda a un lado cuando los problemas de nuestros vecinos, cuando el número de desempleados es tan alarmante como los que tenemos en esta provincial”, ha recalcado.
Así ha recordado que a lo largo de los últimos ocho años se han puesto en marcha hasta nueve ediciones de los planes de empleo y han sido más de 61 millones de euros los que se han invertido en ellos, posibilitando que más de 12.700 gaditanos hayan tenido la oportunidad de tener un empleo. “Creo que no hay mejor inversión para una administración pública que darle oportunidades a sus vecinos y que no se vean obligados a tener que marcharse fuera en busca de un empleo”, ha apuntado para lamentar que Diputación elimine las inversiones que se hacían anualmente en esa red de centros de formación profesional, acabando de un plumazo con esos planes de empleo que funcionaban perfectamente en cada ayuntamiento y que se ejecutaban al cien por cien como saben en todos los municipios y las entidades locales de nuestra provincia supliendo en muchos casos la falta de grandes empresas o de un tejido empresarial fuerte”.
Carrera ha lamentado el rechazo del PP a la moción del PSOE en el pleno de la pasada semana en la que exigían a la Diputación provincial “que volviese a incluir esa partida que ya existió en el presupuesto y que ellos han eliminado para poder reeditar los planes de empleo”. Una actitud la de la Diputación, “en absoluta contraposición”, para la dirigente socialista, “a las políticas que siempre van a estar de lado de los ciudadanos, del lado de los que más dificultades tienen como está demostrando el gobierno que preside Pedro Sánchez en cada Consejo de Ministros”.
Respecto a las protestas de los agricultores, ambas han pedido abordar el problema de los agricultores, “pero desde la seriedad y sin populismo, ni oportunismo”. Han defendido que el Gobierno de España ha dado ayudas directas y fiscales, hasta 1.400 millones en ayudas extraordinarias, así como ha impulsado la Ley de Cadena Alimentaria. Y habría que mirar hacia la Junta para comprobar cuál ha sido el grado de compromiso de la Consejería de Agricultura para mejorar la situación de los agricultores y ganaderos. “Las reivindicaciones de los agricultores son comprensibles, entendemos sus dificultades para competir y sacar adelante las explotaciones y compartimos que tiene que haber un debate serio en Europa, pero la solución no es prescindir de la seguridad alimentaria”, ha precisado Moreno para anotar que “la Consejería de Agricultura no ha ejecutado 58 por ciento de los fondos, ni la Junta ha cumplido con los 1.200 millones comprometidos en obras hidráulicas”.