“Andalucía necesita un gobierno capaz y que funcione, que deje la publicidad y no solo viva de logros ajenos”

02
Ago

La responsable de la Secretaría de Municipios menores de 20.000 habitantes y Coordinación de Diputaciones de la…

La responsable de la Secretaría de Municipios menores de 20.000 habitantes y Coordinación de Diputaciones de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía y parlamentaria andaluza, Irene García, ha analizado esta mañana los datos de paro registrado el pasado mes de julio, que en el caso de Andalucía se ha reducido en 2.263 desempleados, apenas un 0,3%, frente a la caída del 7,7% contabilizada el año pasado. De esta forma, el descenso medido en el recientemente finalizado mes de julio supone la menor bajada del paro de la serie histórica desde 2011, cuando descendió en 1.515 personas (un 0,17%).

Estos datos son reflejo de la estacionalidad turística en esta tierra, pero demuestran ya lo que se viene viendo venir hace tiempo: que la ralentización de la economía andaluza es un hecho”, ha asegurado la parlamentaria, quien ha reclamado una respuesta adecuada por parte de la Junta de Andalucía, ya que “el frenazo en el crecimiento por la inoperancia de Moreno Bonilla es una realidad. Y los 762.000 andaluces y andaluzas que ahora mismo siguen en paro necesitan respuestas, aunque él siga cruzado de brazos”.

Así, ha destacado que “Andalucía necesita un gobierno capaz y que funcione, que deje la publicidad y los eslóganes falsos de que somos la locomotora de España y haga algo para que eso pueda comenzar a ser realidad. Ya está bien de que solo viva de logros ajenos”, para incidir en la “preocupación por una Junta de Andalucía incapaz de adoptar medidas propias que completen los 30.000 millones de euros movilizados por el Gobierno de España para las familias, las empresas y los autónomos”.

En Andalucía continuamos con un presidente de la Junta cruzado de brazos, que sigue sin poner en marcha políticas activas de empleo y sin asumir sus competencias para complementar el esfuerzo que viene realizando el Gobierno de España y para apoyar la actividad económica”, ha señalado. Esa “dejadez” es aún más preocupante ante “un otoño incierto y complicado”, una etapa para la que el propio Moreno Bonilla ya ha anticipado un repunte del paro, a pesar de lo cual sigue con su falta de iniciativa.

Irene García ha recordado que Andalucía ha perdido más de 20.600 empresas desde que gobierna Moreno Bonilla, hasta el punto de que hoy contamos con un 7,7% menos que en 2018, que es la comunidad autónoma que viene padeciendo una mayor fuga de empresas, que el 25% de los autónomos andaluces declaran ser trabajadores por cuenta propia de forma involuntaria y que Andalucía ejerce un triste liderazgo en paro registrado y precariedad, especialmente para jóvenes y mujeres, unos datos solo amortiguados por el impulso estatal a la contratación indefinida. Respecto a otros indicadores, la parlamentaria ha recordado que la inflación en Andalucía se sitúa por encima de la media de España, que el PIB por habitante arroja un 25% menos y que la tasa de pobreza se eleva hasta el 38,7 por ciento.

Igualmente, la parlamentaria andaluza ha reclamado al presidente de la Junta “respeto” a los alcaldes y alcaldesas, ya que, apenas 48 horas después de que el pasado jueves este anunciara una supuesta voluntad de contar con los ayuntamientos desde la cooperación y la lealtad, ha protagonizado un ataque a “casi tres cuartas partes de las alcaldías de Andalucía, todas las que no gobierna su partido. ¿Dónde quedó ese presidente que decía que lo iba a ser para todos? Muy poco ha tardado en que volvamos a comprobar que únicamente mira para los suyos”, ha afirmado.

Ni siquiera ha tenido el pudor de guardar las formas durante los tradicionales cien días de cortesía, porque a Moreno Bonilla ya se le está cayendo la careta de la falsa moderación y ha atacado frontalmente a los alcaldes y alcaldesas socialistas, pensando ya en las próximas elecciones municipales”, ha dicho, para exigir una “rectificación ante una actitud totalmente gratuita y que no tiene justificación alguna”. Y ha insistido en que “las andaluzas y los andaluces no necesitan un presidente en modo campaña electoral permanente, disparando hacia arriba al Gobierno y apuntando hacia abajo a lo local, a los alcaldes y alcaldesas, sino un presidente que se afane en mejorar su calidad de vida, trabajando codo con codo y lealmente con el resto de instituciones”.

Irene García ha valorado el papel de los alcaldes y alcaldesas que, lejos de ser sumisos, continúan día a día denunciando la “imperdonable parálisis” que nace en el Palacio de San Telmo y que viene irradiándose a todo el Gobierno de la Junta. Se trata de esos mismos alcaldes que han estado en primera línea de defensa de sus vecinos y vecinas desde el inicio de la crisis de la pandemia y que ahora hacen lo mismo ante los efectos de la guerra de Ucrania, una situación que podría haber mejorado de forma notable si la Junta hubiese movilizado los 1.800 millones de euros “metidos en un cajón en forma de superávit” pero que, fruto de ese “abandono”, no llegó a ejecutar.

Así, ha recordado que, en los momentos más duros de la pandemia, los alcaldes y las alcaldesas debieron afrontar una serie de gastos no eran de su responsabilidad, al tiempo que la Junta “se lavaba las manos en asuntos de su exclusiva competencia y recibía millones extraordinarios a espuertas procedentes del Estado”.

Por todo ello, Irene García ha reclamado a Moreno Bonilla rectifique sus ataques contra los alcaldes y alcaldesas, y que explique “esas medidas potentes de las que habla, al menos una. Pero que se trate de medidas reales, no únicamente plasmadas en un papel como desgraciadamente nos tiene acostumbrados”. Finalmente, ha recordado que los andaluces y andaluzas le han concedido “una nueva oportunidad” y que es hora ya de que “abandone su permanente campaña electoral” para centrarse en dar respuesta solvente a los problemas e inquietudes de la ciudadanía, una tarea en la que, desgraciadamente. ya va tarde”.